Siguiendo el rastro (I)

|

Lo primero, tengo que confesar, que no tuve una idea clara del Comunismo hasta la Universidad. Ni en el pueblo se hablaba de ello ni en la Escuela tampoco. Sobre el Fascismo se hablaba más, especialmente durante los años más duros de la Dictadura y las cartillas del racionamiento de todos los productos básicos, para la alimentación. Especialmente difícil eran las visitas de los Delegados de Abastos, puerta por puerta, para requisar, en nombre de Franco, un porcentaje de las cosechas de cereales, legumbres y frutos variados, decidido unilateralmente por ellos mismos. Parte del botín  no llegaba al destino por el que lo requisaban. Los murmullos con maldiciones a Franco llegaban diariamente hasta los oídos de los más pequeños, como era mi caso. Posteriormente se sabía quienes iban engrosando su patrimonio y a quienes les habían dejado en la miseria, con menos de la mitad de la cosecha de cada producto, para vivir todo el año. Evidentemente, de esto Franco no sabía nada. A estos aprovechados les llamaban Fascistas.

Los años del Gobierno de la dictadura del socialismo marxista y del comunismo, con asesinatos indiscrimindos, que generaron la Guerra Civil y dos décadas de la Dictadura de Franco, han sido, sin duda, los peores años de la Era Moderna y contemporáea de este País llamado España.

https://www.infobae.com/new-resizer/7oNZ-9adoRuhDIxUk5mdYyS7P08=/750x0/filters:quality(100)/s3.amazonaws.com/arc-wordpress-client-uploads/infobae-wp/wp-content/uploads/2016/09/01120518/Juicios-Nuremberg.jpg

Del Fascismo supimos mucho más por Hitler y la Segunda Guerra Mundial que desató a los cuatro vientos. Abiertas las fronteras pudimos viajar y conocer laas monstruosidades de la Guerra. Con la desaparición de Hitler y Mussolini, ambos con muertes muy violentas, el Fascismo desapareció de la escena e incluso está especialmente prohibido en muchos Países de manera contundente. 

Finalmente el Juicio de Núremberg, dio por terminada la pesadilla en el mundo entero y sentó las bases para que jamás se olviden las ejecuciones y los crematorios. 

Franco evitó que las tropas alemanas tomaran España e incluso, que el propio Hitler pisara tierra española, recibiéndolo personalmente en el lado francés de la frontera España – Francia.

Del mismo modo, nadie ha dudado, que Franco fue el dique de contención del Comunismo en España. Antes de terminar la década de los años treinta, hubiera sido un País más de la URSS, Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. El comunismo con el socio marxismo se habían apoderado ya, en la práctica de cada día, de todas las decisiones del Gobierno español. Un hecho sdeleznable que lo confirma es la entrega de todo el oro de España puesto en manos de la URSS de Stalin. Con él vivieron durante décadas los refugiados comunistas españoles, con muchos asesinatos a sus espaldas. Años después, con gran generosidad, fueron amnistiados al principio de nuestra débil Democracia.  

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/b8/Katy%C5%84%2C_ekshumacja_ofiar.jpg

Desde el año 1970, hasta hace menos de tres meses, 49 años después, he seguido el rastro del comunismo en distintos Países de la antigua URSS, integrados hoy felizmente en la Unión Europea. Los he conocido con el comunismo reinante y posteriormente, a partir del 1989, en su proceso de reconstrucción.  

Exhumación realizada en Katyn en 1943. Fotografía de la delegación de la Cruz Roja Internacional.

A pesar de todo,el comunismo sigue vivo, lo estamos sufriendo, y no llegará a su “quasi” extinción, hasta que no se celebre un “JUICIO UNIVERSAL”, semejante al de Núremberg y se destapen los más de 100 millones de muertos sólo en la etapa de Stalin.

Seguiremos el rastro.

por Noé de la Cruz.

Licenciado en Pedagogía, Licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. Especializado en Sociología (Técnicas de Investigación Social y Sociología de la Familia) y Diplomado en Psicología Industrial por la Escuela Superior de Psicología y Psicotecnia de Madrid. Ostentó el cargo de Consejero Titular en el Consejo Nacional de Educación durante 6 años. www.valoresuniversales.es