PUBLICIDAD
YA NO CUELA

Todo va a salir bien… O no

|

“Todo va a salir bien” es lo que se les dice a los niños pequeños que tienen miedo. Decírselo a un adulto, salvo que se acompañe la afirmación con datos contundentes, es un insulto, porque el adulto debería saber de sobra que las cosas pueden salir bien o mal, y desde luego nunca sale ‘todo’ bien.

Pero este modo de rebajarnos a todos a cuenta de la pandemia es simplemente la pildorita condensada de lo que llevan tanto tiempo contándonos desde el poder, la concreción de un proceso infantilizador de la ciudadanía de la que se espera sea incapaz de encarar una mala noticia.

PUBLICIDAD

Somos una generación -o dos, o tres- marinada en la melaza Disney, que reproducen nuestros líderes en cada campaña. No en vano nuestra primera experiencia de campaña política moderna fue un cómic del PSOE al que solo le faltaban los unicornios y el arcoiris. Una democracia de tebeo.

Esperamos salir de esta; es racional pensar que vamos a salir de esta la mayoría. Confiamos en que sea más pronto que tarde y que la reconstrucción, aunque sin duda dura, sea eficaz y razonablemente rápida. Pero no, no todo va a salir bien, no todo está saliendo bien. Y ya empieza a ser hora de exigir que se nos hable como a adultos.